Salario en especie para comerciales: cómo incluirlo